¡De dilemas y otros enredos e las situaciones amatorias!

Un dilema es un problema cuya resolución admite dos posibilidades pero ninguna resulta completamente satisfactoria. De manera que se abre una disyuntiva sobre la cual pesan muchas veces cuestiones éticas, morales. Cuando se presenta un dilema no es posible elegir entre lo correcto o lo incorrecto, sino entre dos opciones que pueden ser correctas pero contrarias entre si en algún sentido. Dos valores apreciables por igual pero que entran en conflicto.


La situación actual de la vida global, posmoderna, multicultural en que estamos todas y todos insertos admite frecuentemente varias posibilidades a elegir, opciones que no son ya blanco o negro, buenas o malas, positivas o negativas. Las visiones antagónicas, positivistas, iluministas que antes primaban cada vez más dan paso a entender que la vida está hecha de tonalidades enlazadas, no opuestas. Y es quizás en el terreno afectivo donde se juegan profundos momentos de complejidad a la hora de elegir. De ahí que consideramos ubicarnos en el lugar del dilema en las relaciones amatorias, un territorio a explorar desde las múltiples posibilidades que la vida contemporánea ofrece a las sociedades, a las comunidades, a las parejas, a las personas.


En este sentido, el colectivo la Emancipada, se pregunta sobre qué emociones generan una situación dilemática, qué pasiones emergen en esos instantes dónde el tiempo se suspende por la falta de claridad en la toma de decisión. ¿Cuándo las mujeres estamos en esa situación?, ¿quiénes nos colocan en ese terreno movedizo, incierto, indefinido?; y más aún, ¿cómo resolvemos las mujeres las situaciones dilemáticas?. Esto es, si somos parte de construcciones socio culturales de los géneros, ¿habrán modos de actuar diferenciados a los de los hombres, o no?


Así por ejemplo, frente al bombardeo mediático que vivimos actualmente, las parejas de hoy están sometidas a la posibilidad instantánea de conocer otras personas. ¿Cómo saber si la elegida para una relación es la más adecuada? ¿Qué hacer con las otras posibilidades, igualmente interesantes?. O el caso de las políticas de monogamia o poligamia que cada día más son opciones y no solo tabú. Aquí por supuesto entramos a dimensiones éticas de reflexión que nos colocan en preguntas como: ¿Qué hacer frente a un dilema que nos pone la vida? ¿Cuál es la manera ética de resolver una situación dilemática?


En este contexto el arte contemporáneo puede funcionar como un laboratorio de experiencias, al traducir desde la creatividad situaciones dilemáticas complejas, como las de las relaciones de parejas. A esto le apostamos, a evidenciar un camino poco explorado, muy incierto, pero también nuevo para ver los conflictos de pareja que también son representaciones de las situaciones estructurales de la sociedad. De modo que nos ubicamos en el continuum y no en la polaridad, en el diálogo y no en la definición, en el intercambio de dones, de visiones, de emociones, y no en la claridad absoluta inmediata, en el puente y no en el continente.

Marisol Cárdenas O.

Curadora independiente

Reflexión de la Emancipada sobre Dilemas y otros enredos.

El dilema del erizo del filósofo alemán Arthur Schopenhauer. Remueve las inquietudes de La Emancipada al contarnos la historia de una comunidad de erizos que cansados de sentir frío deciden acercarse unos a otros para proporcionarse calor mutuo, pero descubren que a pesar de que el frío disminuye, entre más se acercan más dolor se causan unos a otros debido a sus cuerpos espinosos.

Entonces el erizo enfrenta un dilema, una encrucijada, está parado en el medio de un puente sin saber qué camino tomar, por un lado esta alejarse de sus pares y morirse de frío y por el otro acercarse para sentir algo de calor lastimándose en el proceso.

Artistas:

Entre las expositoras se encontraban artistas de varias generaciones, como: Ana Fernández (Miranda Texidor), Alice Terpp, Ana Rueda (Ana Tijeras), Andrea Hidalgo, Andrea Z. Rojas, Ana Navas, Carolina Enríquez, Clara Hidalgo, Claudia Carrera, Camila Morejón, Daniela Ortíz, Diana Boada, Elena Grijalva, Elizabeth Vallejo (Suamny), Gabriela Racines (Billie Black), Gabriela Romero, Glenda Rosero, Johanna Sánchez, Juliana Vega, Karina Cortez, Lorena Cordero, María Fernanda Gallardo (Papelito No Más Es), Magdalena Pino, Mónica Vásquez, Marcela Ormaza, María Salazar, Maríaa Teresa García, Natalia Espinoza, Silvia Vimos, Sofía Acosta (La Suerte), Mercedes Quishpe, Valentina de Luca y el colectivo La Chinchilla.

Volver arriba